Cómo preparar una merienda saludable para los niños

Cómo preparar una merienda saludable para los niños

Saber cómo preparar una merienda saludable resulta fundamental para los padres y madres que quieren que su peque crezca sano, fuerte y con una salud de hierro.

 

En el blog de Wikiduca ya os hemos dado las claves para preparar el desayuno perfecto para los niños, y en esta ocasión nos hemos propuesto ayudaros a complementar un desayuno ideal con una merienda compuesta por ingredientes de lo más saludables.

 

Y es que la merienda ayuda a los pequeñines a reponer fuerzas tras salir de la escuela y a disponer de la energía necesaria para hacer los deberes, estudiar o llevar a cabo cualquier tipo de actividad extraescolar.

 

Este post en el que os explicamos cómo preparar una merienda saludable os dará la oportunidad de potenciar la energía y la vitalidad de los niños recurriendo a ingredientes plagados de nutrientes, vitaminas y minerales.

 

Cómo preparar una merienda saludable para los peques de la casa

 

Son muchos los productos alimentarios que se pueden emplear para elaborar meriendas muy sanas e ideales para los más chiquitines. ¿Os animáis a conocer algunas de nuestras favoritas?

 

Brochetas de frutas

 

Las brochetas de frutas se componen de diversos pedacitos de frutas frescas que se clavan en un palito para que los niños se las puedan comer con total comodidad estén donde estén.

 

Una de sus grandes ventajas es que se pueden elaborar combinando diferentes tipos de frutos y que, además, captan la atención de los peques debido a su original formato y a que suelen estar llenas de color.

 

Podéis prepararlas empleando plátano, piña, fresa, pera, manzana, naranja o kiwi, aunque cualquier fruta es buena para elaborar este delicioso snack. ¿Una buena idea? Emplear diferentes clases de frutas cada vez que preparéis una brocheta de este tipo para saber cuáles son las preferidas de vuestros hijos y evitar que se aburran viendo siempre el mismo tipo de merienda.

 

 

Un sándwich de pepino

 

Si os preguntáis cómo preparar una merienda saludable para los niños será importante que el pepino siempre tenga un hueco en vuestra nevera.

 

Y es que esta sanísima hortaliza es fantástica para elaborar un sándwich muy original que, en lugar de estar compuesto por dos rebanadas de pan, se elabore con dos rodajas de pepino.

 

Solo tenéis que haceros con una rodaja de pepino y colocar un trocito de tomate y un poco de queso sobre ella para, después, “cerrar” el sándwich agregando otra rodaja de pepino. Sorprenderéis a vuestros hijos con un snack divertido, delicioso y muy sano.

 

Un vaso de leche con cereales

 

La leche y los cereales suelen ser los protagonistas de los desayunos de multitud de pequeñines. Algo que no es de extrañar debido a que estos dos ingredientes contienen calcio, fibra, proteínas e hidratos de carbono, por lo que son perfectos para aportar grandes dosis de energía al organismo y regular el tránsito intestinal.

 

Aseguraos, no obstante, de que elegís cereales ricos en fibra que contengan bajos niveles de azúcar y que, además, resulten agradables para el paladar de vuestros hijos.

 

Un batido de frutas y verduras

 

Los batidos de frutas y verduras, también conocidos como smoothieso batidos verdes, se componen de ingredientes frescos y muy saludables que conservan todas sus propiedades al consumirse crudos y con piel en la mayoría de los casos.

 

Si queréis sorprender a los pequeñines con una merienda compuesta por estos saludables ingredientes solo tenéis que echar un vistazo al post en el que os damos varias recetas de batidos verdes para niños.

 

Un yogur con frutos del bosque

 

El yogur natural es una fuente de calcio que se ocupa de fortalecer los huesos y los dientes. Además, también está indicado para reforzar el sistema inmunológico, cuidar la salud estomacal, reducir los niveles de colesterol malo en la sangre y prevenir la aparición de alergias.

 

Podéis preparar una merienda donde no falte un yogur natural sin azúcar (ya sea casero o comprado en el supermercado) al que agreguéis un puñadito de frutos del bosque que endulcen su sabor y aporten grandes dosis de vitaminas y minerales.

 

 

Una mini pizza de frutas

 

Si os preguntáis cómo elaborar una merienda saludable para los peques será fundamental que las frutas estén muy presentes. Podéis incluirlas en la dieta de los niños en forma de batido, brocheta e, incluso, mini pizza.

 

Solo tenéis que preparar una fina masa de pizza usando harina, agua, aceite de oliva y levadura y colocando sobre ella, una vez que la hayáis horneado, frutas tan ricas y nutritivas como la fresa, el plátano, las moras o el melocotón, por ejemplo.

 

Si no sabéis cómo se hace la masa de pizza no os preocupéis; solo tenéis que fijaros en el vídeo que hallaréis a continuación para poder aprender a prepararla y conseguir que vuestros hijos empiecen a disfrutar de ella hoy mismo.

 

 

Pan y jamón serrano

 

El jamón serranoes un pequeño tesoro propio de la dieta mediterránea que hace las delicias de millones de personas y que también suele ser del agrado de los niños.

 

Podéis aprovechar sus beneficios para la salud preparando una merienda infantil compuesta por una rebanada de pan tostado, un poco de tomate restregado y varias lonchas de jamón serrano. ¡Sano, sencillo y para chuparse los dedos!

 

Recordad que, si os estáis preguntando cómo preparar una merienda saludable para los niños, ingredientes como las frutas frescas, las verduras, el yogur natural y el jamón serrano se convertirán en algunos de vuestros mejores aliados.

Aplicaciones móviles para estimular la memoria
Libros de cocina para niños