10 alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes

10 alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes

Si tenéis hijos que van a la escuela será importante que les animéis a llevar una alimentación sana, variada y equilibrada y a consumir algunos ingredientes que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes.

Por suerte, la naturaleza pone a nuestra disposición una amplia variedad de productos alimentarios que tienen el poder no solo de cuidar la salud de grandes y pequeños, sino también de proporcionar energía, mejorar la memoria o estimular la concentración.

Algo fundamental para los niños y jóvenes que deben hacer multitud de deberes al volver a casa después de la escuela y que tienen que pasar por épocas en las que los exámenes se convierten en una parte muy importante de su vida.

La alimentación juega, en esos momentos, un papel muy relevante para los chiquillos y los adolescentes, ya que les brinda la oportunidad de potenciar la memoria, mejorar la concentración y sentirse llenos de la energía necesaria para invertir varias horas del día en el estudio.

Por eso será muy importante que incluyáis en la dieta de vuestros hijos estos ingredientes para fortalecer el sistema inmunológico y que los combinéis con los alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes que hallaréis a continuación.

10 alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes

A pesar de que son muchos los alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes, en esta ocasión hemos seleccionado algunos de los más destacados. ¿Queréis saber cuáles son?

Alimentos que llenan el organismo de energía

Tener energía y vitalidad es básico para los niños y jóvenes que deben enfrentarse a exámenes y trabajos en grupo y que tienen la necesidad de dedicar parte del día al estudio. Algunos ingredientes fantásticos para aportar energía al organismo de una forma saludable son los siguientes:

  • Plátano: se trata de una fruta que destaca por su riqueza en potasio, un mineral que aporta energía al cuerpo y que, además, protege los músculos y previene los calambres. Animad a los peques a comer un plátano al día para combatir el cansancio y la fatiga.
  • Avena: la avena es un cereal que contiene hierro, calcio, fósforo y otros minerales capaces de proporcionar energía y de evitar la aparición de enfermedades como la anemia. Además, es rica en fibra e ideal para mejorar el tránsito intestinal y acabar con el estreñimiento. Incluidla en el desayuno de los peques si queréis que empiecen el día con ganas de comerse el mundo.
  • Frutos secos: comer un puñadito de nueces, cacahuetes o pistachos al día es un hábito estupendo para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, cuidar la salud del corazón y aportar energía de manera inmediata a causa de su gran riqueza en proteínas y ácidos grasos esenciales.
  • Huevo: en un único huevo hay un elevado porcentaje de la cantidad total de proteínas diarias que un ser humano necesita consumir para gozar de una buena salud. Es por ello que, si vuestros hijos se sienten cansados, preparar un plato que contenga huevo les ayudará a combatir la fatiga y a sentirse con fuerzas para hacer los deberes.

Otros alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes debido a su poder energizante son la quinoa, las pipas, las bayas de Goji y las espinacas, entre otros.

Alimentos que mejoran la concentración

Son muchos los niños que tienden a despistarse con facilidad, lo que hace que sea importante disponer de un cuarto de estudio donde puedan repasar las lecciones sin ningún tipo de distracción.

Cabe destacar, asimismo, que existen algunos alimentos que también pueden estimular y mejorar la concentración de niños y adultos. Aquí tenéis algunos de ellos:

  • Salmón: el salmón es un pescado azul rico en ácidos grasos omega 3 que refuerzan las conexiones neuronales, previenen las enfermedades mentales y miman la salud cardiovascular. No os olvidéis de incluirlo en la dieta de vuestros pequeñines.
  • Aguacate: el aguacate contiene grasas saludables que mejoran la salud cerebral y que se ocupan de favorecer la concentración y la capacidad de atención tanto de los niños como de las personas adultas. Podéis incluirlo en batidos verdes, sándwiches, ensaladas y platos de arroz.
  • Arándano: los arándanos poseen un dulce y agradable sabor que suele ser del agrado de los niños. Si consumen pequeñas dosis diarias de este pequeño tesoro de la naturaleza cuidarán la salud gracias a sus elevadas dosis de antioxidantes y, además, combatirán el estrés y el deterioro cognitivo y potenciarán su capacidad de concentración.

Alimentos que mejoran la memoria

Otros alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes son aquellos destinados a estimular y mejorar la memoria. Los siguientes ingredientes ayudarán a niños y jóvenes a retener montones de datos en su cabeza con facilidad:

  • Pechuga de pollo: la pechuga de pollo contiene muy poca grasa, por lo que es fantástica para cuidar la salud y prevenir el sobrepeso y la obesidad. Además, es una gran fuente de vitamina B12, una sustancia que retrasa el deterioro mental y mantiene el cerebro activo.
  • Brócoli: el brócoli está muy presente en la vida de las personas que desean gozar de una excelente salud debido a su gran cantidad de propiedades y a que se trata de una verdura rica en antioxidantes y en vitaminas A y B; unos elementos que protegen las neuronas, previenen enfermedades y ayudan a los peques a crecer sanos y fuertes.
  • Manzana: ¿a vuestros hijos les encanta comer manzanas? Entonces estáis de suerte. No solo es una fruta baja en calorías magnífica para mantenerse en el peso ideal, sino también un producto fabuloso para mejorar las funciones cognitivas y prevenir la oxidación celular gracias a sus altas dosis de quercetina, un antioxidante que protege el cerebro.

¿Qué opináis sobre estos alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes? ¿Están presentes a día de hoy en la vida de vuestros hijos? Recordad que son geniales para aportar energía, favorecer la concentración, mejorar la memoria y disfrutar de una excelente salud a cualquier edad.

Libros educativos para niños
¿Qué es el método Waldorf y cuáles son sus benefic...