Inventos caseros para niños

Inventos caseros para niños

Los inventos caseros para niños son fantásticos para disfrutar de un día en familia y estimular la imaginación de los más pequeñines de la casa, que lo pasan en grande creando todo tipo de objetos con sus propias manos.

Además, para poner en práctica algunos inventos caseros de lo más divertidos no es necesario recurrir a complicadas técnicas ni adquirir accesorios con un elevado precio.

Y es que son muchos los inventos que los peques pueden crear con sus propias manos empleando objetos de uso cotidiano e ingredientes disponibles en cualquier supermercado por un módico precio.

En Wikiduca nos fascinan el aprendizaje, la imaginación y la creatividad, y por eso hemos decidido reunir, a través de este post, algunos inventos para niños que podréis preparar junto a los más chiquitines.

Inventos caseros para niños

Los inventos caseros no solo sirven para mejorar la motricidad fina de los peques y estimular su creatividad, sino también para gozar de un maravilloso día en familia.

Pompas de jabón caseras

Seguro que recordáis aquellos días de vuestra infancia en los que salíais a la calle para hacer pompas de jabón y jugabais a crear la pompa más grande jamás vista.

Por suerte, esta sencilla a la par que divertida actividad sigue viva a día de hoy. ¿Queréis preparar pompas de jabón en vuestro propio hogar? Solo tenéis que seguir unos sencillos pasos.

Ingredientes

Un vaso de detergente líquido. Recordad que podéis emplear el mismo que usáis para limpiar la vajilla.

Medio vaso de azúcar glas (también conocida como azúcar en polvo)

2 vasos de agua destilada (está disponible en multitud de supermercados)

Una caña o pajita

Un vaso

Elaboración

  1. Colocad el detergente líquido, el azúcar glas y el agua destilada en el interior del vaso.
  2. Removed los ingredientes con una cuchara sin crear demasiada espuma y dejad la mezcla en reposo durante toda una noche.
  3. Al levantaros por la mañana solo tendréis que introducir la caña o pajita en el vaso y usarla para crear pompas como si fuera un soplador de pompas convencional. ¡Fácil y casero!

Plastilina casera

¿Os preocupa que vuestros hijos hagan figuras de plastilina porque son muchas las ocasiones en las que se acaban introduciendo el producto en la boca?

Si es así desde Wikiduca os proponemos que elaboréis vuestra propia plastilina casera en compañía de los peques de la casa, ya que el proceso no resulta complejo.

Ingredientes

2 vasos de agua

Un vaso de sal marina

2 vasos de harina de trigo

2 cucharadas de aceite de oliva

Un poco de colorante alimentario

Elaboración

  1. A los peques les encanta preparar plastilina en casa porque su elaboración es similar a la de muchos postres.
  2. Lo primero que tendréis que hacer será calentar el agua.
  3. Retiradla del fuego justo antes de que entre en ebullición y agregad la harina de trigo, el aceite de oliva y la sal.
  4. Removed todos los ingredientes durante unos segundos con la ayuda de una cuchara.
  5. Hecho esto volved a colocar la mezcla en el fuego, añadir el colorante alimentario y dejad que se cueza a fuego lento mientras la removéis hasta que se haya convertido en una pasta homogénea.
  6. Cuando esté lista será importante que la dejéis en reposo durante unos minutos, hasta que esté templada.
  7. Es ahora cuando empieza la parte más divertida para los niños, ya que una vez que la masa se haya enfriado un poco el siguiente paso se centrará en amasarla con las manos como si se tratara de la masa de una tarta o de un pastel.
  8. Si amasáis el compuesto durante un par de minutos ya tendréis lista esta plastilina casera ideal para los más pequeñines y podréis disponer de alrededor de cuatro botes de producto.

Un mensaje secreto

El jugo de limón natural también está presente en el universo de los inventos caseros para niños al tratarse de un ingrediente natural fantástico para crear mensajes secretos.

Ingredientes

Medio limón

Un poco de agua

Un bastoncillo de algodón (los mismos que usáis para retirar la suciedad de la zona externa de las orejas)

Una hoja de papel de color blanco

Una lámpara

Un colador

Un vaso

Elaboración

  1. Exprimid el limón para poder extraer su jugo.
  2. Colocad el colador sobre el vaso y verted el zumo de limón obtenido en el interior del recipiente. El colador os ayudará a deshaceros de las semillas y de los restos de pulpa.
  3. Mezclad el zumo de limón con unas gotitas de agua.
  4. Empapad el bastoncito de algodón en el jugo de limón y usadlo para escribir el mensaje que queráis transmitir sobre la hoja de papel blanca, como si se tratara de un bolígrafo convencional.
  5. Dejad que el jugo se seque.
  6. Cuando esté seco colocad el folio frente a una lámpara encendida con mucho cuidado para evitar que el papel se queme.
  7. El zumo de limón contiene compuestos de dióxido de carbono que, aunque son incoloros, se vuelven oscuros cuando se calientan, lo que hará que el destinatario del mensaje pueda leer las frases sin ningún problema y que nadie más pueda ver lo que hay escrito si no conoce el truco, ya que el resto de personas pensarán que se encuentran ante una hoja de papel en blanco.

No olvidéis que, pese a que nos encontramos ante unos inventos caseros para niños bastante sencillos, es muy importante que siempre que los peques deseen ponerlos en práctica lo hagan en compañía de una persona adulta.

De este modo evitaréis que puedan quemarse al calentar agua o cortarse en el momento de usar un cuchillo y, además, lo pasaréis en grande llevando a cabo una actividad en familia.

Tened en cuenta, asimismo, que si conocéis más inventos caseros que se puedan preparar en casa en Wikiduca estaremos encantados de que los compartáis con todos nosotros.

Sphero, un robot que enseña a programar a los niño...
10 cuentos que enseñan a los niños a ser más felic...