Una maestra inventa unas sillas para niños con autismo

Una maestra inventa unas sillas para niños con autismo

Los proyectos centrados en mejorar la vida de los niños con autismo están cada vez más presentes en el día a día de todos nosotros debido a que tienen el poder de conseguir que los peques con este trastorno del desarrollo crezcan felices, sanos y contentos.

Después de hablaros de RESETEA, un reloj diseñado por un maestro madrileño destinado a facilitar y mejorar la existencia de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), queremos presentaros el nuevo proyecto de una profesora de Estados Unidos.

Su nombre es Amy Maplethorpe y trabaja como maestra de lengua española en una escuela primaria ubicada en Round Lake, Illinois, donde da clase a un grupo de pequeñines entre los que hay varios niños con autismo.

¿Qué fue lo que llevó a la maestra de español Amy Maplethorpe a crear unas sillas para niños con autismo?

Al enseñar español a un conjunto de estudiantes compuesto por un grupo de niños con autismo, la profesora Amy Maplethorpe decidió poner en marcha una iniciativa que les ayudara a concentrarse mejor y a prestar más atención en clase.

Tras buscar información sobre el Trastorno del Espectro Autista en internet y de navegar por redes sociales como Pinterest, esta profesora residente en Estados Unidos encontró la inspiración que andaba buscando a través de varias fotografías.

Fue entonces cuando se puso manos a la obra para crear una silla muy especial en la que tanto el respaldo como el asiento cuentan con partes recubiertas por pelotas de tenis.

¿Cómo puede ayudar una silla con pelotas de tenis a los niños autistas?

Es frecuente que los sonidos, los olores, las imágenes e incluso las texturas distraigan a los niños autistas con mucha facilidad. Por eso la silla creada por la maestra Amy Maplethorpe está recubierta de pelotas de tenis.

Y es que estos pequeños objetos tan presentes en el mundo de los deportes ofrecen una textura muy distinta a la de las sillas convencionales y permiten que, al tomar asiento, los peques con autismo puedan olvidarse de las típicas superficies planas que tan nerviosos y ansiosos les vuelven.

Tanto es así que, tal como ha explicado la propia creadora de este innovador invento, “los estudiantes de primer grado que han utilizado la silla se han vuelto más pacientes y han seguido mejor las instrucciones. También están menos inquietos y más dispuestos a sentarse tranquilamente por períodos de tiempo más largos que antes”.

Y es que, tal como ha manifestado la creadora de esta original silla, “las pelotas de tenis en el asiento y el respaldo ofrecen una textura alternativa que mejora la regulación sensorial”.

Podéis conocer un poco mejor esta iniciativa nacida en Estados Unidos a través del siguiente vídeo:

Un proyecto que se ha hecho viral

A pesar de que todavía no sabemos si esta original silla fabricada con pelotas de tenis llegará a estar presente en buena parte de los colegios de todo el mundo, lo que sí está claro es que ha calado hondo entre el público y que ha tenido una gran repercusión.

Después de publicar su invento en Facebook, Amy Maplethorpe consiguió llegar a más de 15 millones de personas a través de la famosa red social y logró que su post recibiera más de 430.000 reacciones y comentarios.

Además, ya son muchos los medios de comunicación tanto estadounidenses como de otros rincones del mundo que se han hecho eco de la noticia y que han publicado esta silla destinada a mejorar la vida de los niños con autismo entre sus páginas o en sus portales web.

Pelotas de tenis, pegamento, pintura y barniz

Las sillas diseñadas por la maestra Amy Maplethorpe no solo han sorprendido a millones de personas al tratarse de un accesorio perfecto para mejorar la vida de los niños con autismo.

Estos asientos también llaman la atención por su sencilla fabricación debido a que, para crearlos, esta profesora tan solo ha necesitado unas cuantas sillas convencionales, varias pelotas de tenis y un poco de pintura y barniz.

Cabe destacar, asimismo, que este novedoso proyecto es perfecto para los niños autistas y también para aquellos peques con trastorno de procesamiento sensorial o Síndrome de Down.

¿Conocías esta silla con pelotas de tenis especialmente diseñada para conseguir que los niños con autismo se puedan concentrar mejor en clase? No olvidéis que en Wikiduca nos encanta conocer la opinión de los lectores de este blog y que podéis decirnos lo que pensáis a través de los comentarios de este mismo post o del Facebook de Wikiduca.

Juegos de escape on-line para grandes y pequeños
Granjas de España para un día en familia