Cómo preparar el desayuno perfecto para los niños

Cómo preparar el desayuno perfecto para los niños

Conocer las claves para preparar el desayuno perfecto resulta de gran ayuda para los padres que desean que sus hijos crezcan sanos y fuertes y comiencen cada día con muchísima energía. 

 

Solo así es posible prestar atención durante las clases, jugar con los amigos a la hora del recreo, llevar a cabo actividades extraescolares y hacer los deberes al salir de la escuela.

 

Pero, ¿qué pasos hay que seguir para poder preparar el desayuno perfecto para los niños? ¿Qué ingredientes son los más apropiados para llenar su organismo de energía y vitalidad? 

 

En Wikiduca queremos ayudaros a encontrar respuesta a estas preguntas poniendo a vuestra disposición una serie de pautas a seguir a la hora de elaborar la comida más importante del día.

 

Consejos para preparar el desayuno perfecto

 

Acostumbrar a los niños a desayunar desde una temprana edad es de suma importancia para que gocen de una salud de hierro, ya que se trata de la primera comida del día y de la encargada de aportar grandes dosis de energía al cuerpo.

 

Cereales integrales

 

En la actualidad son muchas las marcas de alimentación que incluyen entre sus productos cereales integrales realmente deliciosos que fascinan a multitud de niños y niñas.

 

Un alimento que se puede consumir solo o mojado en leche y que, además de aportar muchísima energía debido a su riqueza en carbohidratos, se ocupa de mejorar el tránsito intestinal al contener fibra, una sustancia que también aumenta la sensación de saciedad.

 

 

Pan integral

 

Si a vuestros hijos no les gustan los cereales integrales podéis sustituirlos por una tostada de pan integral aderezada con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de tomate natural y una loncha de jamón o de pavo. ¡Sano y nutritivo!

 

Una pieza de fruta

 

A pesar de que muchos chiquitines son reacios a consumirla, la fruta es una enorme fuente de salud porque contiene vitaminas y minerales que mantienen el buen funcionamiento del organismo y previenen la aparición de multitud de enfermedades.

 

Desde Wikiduca os recomendamos que experimentéis, es decir, que animéis a vuestros hijos a probar diversas frutas hasta dar con una o varias que les gusten de verdad.

 

Una vez hecho esto incluir sus frutos favoritos en el desayuno será coser y cantar. Y no olvidéis que, si no hay manera de que se coman una pieza de fruta, siempre podéis recurrir a los zumos de naranja naturales y recién exprimidos.

 

Frutos secos

 

Las nueces y las almendras están deliciosas y son ricas en ácidos grasos omega 3, un activo centrado en reducir los niveles de colesterol malo, proteger el corazón y evitar la aparición de un sinfín de dolencias.

No obstante, es importante ingerir los frutos secos en pequeñas dosis y no consumir más de un puñadito de almendras o nueces al día para que sean beneficiosas.

 

Leche

 

Si queréis elaborar el desayuno perfecto para los niños también os aconsejamos que incluyáis algún tipo de proteína. La leche suele ser la más habitual, pero también podéis apostar por los huevos, las carnes magras o los yogures, por ejemplo.

 

Tened en cuenta, asimismo, que también existe la posibilidad de apostar por la leche enriquecida con calcio, estupenda para cuidar, proteger y fortalecer los huesos y los dientes de todos los miembros de la familia.

 

Algunos consejos

 

Ahora que ya sabéis qué alimentos deben estar presentes en un desayuno perfecto para niñosos invitamos a tomar nota de los siguientes consejos:

 

  • Dedicad tiempo al desayuno. Pese a que lo ideal es destinar alrededor de 20 minutos a esta primera comida del día, entendemos que no siempre es posible dedicar tal cantidad de tiempo, aunque no hay excusa para no sentarse a la mesa durante al menos diez minutos.
  • Olvidaos de los alimentos poco saludables. Si compráis mermeladas con azúcar, bollería industrial e ingredientes muy ricos en azúcar con frecuencia, vuestros hijos se acostumbrarán a consumirlos y dejarán a un lado los productos más saludables. ¡Apostad por lo sano y natural!
  • Animad a los peques a participar. Si animáis a los pequeñines a intervenir en la elaboración de la primera comida del día lograréis que se acostumbren a desayunar todas las mañanas y que disfruten aún más de los ingredientes que formen parte del desayuno.

 

Recordad que, si os habéis propuesto preparar el desayuno idóneo para los peques de la casa, también será fundamental que dejéis a un lado la bollería industrial, ya que contiene grandes cantidades de grasas saturadas y puede resultar muy perjudicial para la salud de grandes y pequeños.

 

Un desayuno completo, sano y nutritivo podría estar compuesto por un vaso de leche, cereales integrales o una rebanada de pan integral, una pieza de fruta o un zumo de naranja natural y un puñadito de frutos secos.

 

¿Os ha gustado este desayuno para niños? ¿Qué soléis incluir vosotros en la primera comida del día? ¡Queremos conocer vuestra opinión!

 

Y recordad que, si vuestros hijos aún van a la escuela, también será interesante que echéis un vistazo a estos 10 alimentos que no pueden faltar en la dieta de los estudiantes.

5 deportes mentales muy beneficiosos para grandes ...
5 actividades para disfrutar de una primavera con ...